La granola cómo mola

Receta: granola con yogur y arándanos

/
Receta: granola con yogur y arándanos

“El desayuno es la comida más importante del día” o “Desayuna como un Rey, come como un príncipe y cena como un mendigo” son dos de las afirmaciones que más veces habrás escuchado en relación a la primera comida del día.

Lo habrás oído de boca de tu madre, de tu abuela, de tu médico o de algún nutricionista en la televisión. A decir verdad, y muy a pesar de los paladines del desayuno, también existe una corriente que defiende que esta ingesta es tan importante como cualquiera de las otras cuatro que debemos realizar al día.

Sea mito o realidad esto de la supremacía del desayuno, lo cierto es que no deberías saltártelo jamás. Es la comida que rompe nuestro ayuno tras toda la noche y nos carga de energía para empezar la mañana. En lo que a mí respecta, soy de esas personas incapaces de reaccionar hasta que ingieren algo de comida (¿alguien más en la sala?) así que, sea la comida más importante o no, ¡yo no me la salto ni un solo día!

Disfrutar del desayuno es uno de los principios básicos del estilo de vida del equipo de La Newyorkina. Nadie debería empezar el día con un café bebido, ¿qué tipo de sacrilegio es ese? Queremos que #disfrutardeldesayuno se convierta en uno de tus mantras y, como el movimiento se demuestra andando, empezaremos por darte una receta fácil e irresistible con la que tus mañanas cambiarán radicalmente: granola La Newyorkina con yogur y arándanos.

¿Lo bueno de esta receta? No necesitas ser un gran chef. ¿Lo mejor? La gran cantidad de energía y beneficios que estás aportando a tu cuerpo (además del buen rollito, claro).

granola-newyorkina-receta

¿Qué ingredientes vas a necesitar?

  • 2 cucharadas de Granola La Newyorkina
  • 1 yogur griego
  • 250 gramos de arándanos rojos
  • Un puñado de arándanos azules

Para elaborar el puré, cuece los arándanos al baño María durante unos 3 minutos hasta que se ablanden. Después, pásalos por el pasapuré y, si lo necesitas, añade agua hasta que el puré coja la textura y el espesor que buscas.

Bien, una vez hecho esto, ya puedes coger el recipiente y empezar a formar las capas de tu delicioso desayuno. Una cucharada de granola La Newyorkina, yogur griego, el puré de arándanos rojos, otra capa de yogur, otra cucharada de granola y, para rematar (y adornar), unos arándanos azules. Fácil, ¿verdad? Y te lo estabas perdiendo…

En La Newyorkina somos muy fans de los arándanos. Nos encantan los rojos y sentimos auténtica debilidad por los azules. Nuestra granola original incluye esta baya entre sus ingredientes y, siempre que podemos, la añadimos a nuestras recetas.

Los arándanos son un potente antioxidante capaz de neutralizar los radicales libres de nuestro organismo. Además, son ricos en Vitamina C, Vitamina A, Potasio y Fibra.

El consumo de arándanos mejora la circulación y previene enfermedades cardiovasculares, ayuda a eliminar líquidos y a proteger al organismo contra enfermedades víricas.

Estos son solo algunos de los beneficios que ambos tipos de arándano, el rojo y el azul, comparten. Pero, ¿en qué se diferencian? Básicamente en su sabor. Mientras el arándano rojo es mucho más agrio, el azul es más dulce y suave. Tanto uno como otro comparten sus muchísimas propiedades pero, si tuviéramos que destacar una diferencia, diríamos que el arándano rojo es especialmente recomendable para combatir las infecciones, especialmente la cistitis. Por su parte, si tienes problemas de visión o mala circulación sanguínea, te recomendamos el azul.

Como ves, la receta que te proponemos no solo es sabrosísima sino que, además, es realmente saludable para tu cuerpo.

Queremos que te sumes a nuestro movimiento pro-desayuno así que, te invitamos a que compartas en Instagram tus desayunos elaborados con granola La Newyorkina, junto al hashtag #disfrutardeldesayuno. ¿Te unes?

Deja un comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicado. *

diecinueve − 3 =